Seguimos en Burgosdijital.net

Seguimos en Burgosdijital.net
Nos hemos trasladado a Burgosdijital.net

jueves, 20 de noviembre de 2014

Mc Donalds, el regalo envenenado del alcalde Javier Lacalle

Entorno donde estará ubicado el restaurante de la corporación norteamericana
Por Carles Giménez

La triste recompensa que solo un neoliberal puede ofrecer a un barrio, no se puede pedir más, ¿o realmente sí? Aunque duela decirlo, en Gamonal el partido más votado volvió a ser el Partido Popular, y mientras el “alcalde-ático-corrupto” castigaba a los gamonaleros descontentos con el Bulevar cambiando la línea roja de sitio y dotándoles de patrullas de seguimiento y vigilancia, a los gamonaleros del PP les ha recompensado con un premio de clases. Burgos ha pasado este año a la historia regional por el estallido y subidón de la cocina creativa (y “barata”) de muy buen gusto, todo hay que decirlo, pero muy bien aliñada de esnobismo y elistismo, también hay que decirlo. Premios de sumilleres manipulados, cafetería-museo, capital gastronómica y toda la redundancia y pompa de una clase alta, o más bien de unos piojos revividos con delirios de grandeza. Sin intención de faltar a los cocineros de la ciudad, algunos pocos de ellos suelen ser bastante honestos y tienen la “amable” tarea de sostener con sus impuestos a estos ladrones, he de decir que me encantaría saber cuál sería su opinión si el alcalde les recompensase a ellos también con la inoculación (cual enfermedad) de un MacDonalds en la calle San Lorenzo por ejemplo. No lo voy a pronunciar muy alto porque visto el Quebab del Espolón nunca se sabe, si menciono más de tres veces ese nombre de sonido de familia escocesa pero gringo hasta la médula corremos el riesgo de que nos implanten otro en San Agustín.

Las obras comenzadas de Mcdonald´s
Volviendo al tema de Gamonal sigo haciendo hincapié en que la faceta neoliberal del Partido Popular que se jactó de realizar esta gran operación en una rueda de prensa es un regalo envenenado para el pueblo de Gamonal. No se trata de una recompensa, y quien lo mire por el lado del emprendimiento y los puestos de trabajo está totalmente equivocado. El señor alcalde acaba de implantarnos un Mc... ejem en un barrio que posee una buena y sana oferta gastronómica local incluso dentro del mercado de las hamburguesas y que con esta multinacional de precios baratos y comida basura está claramente apostando por el capital extranjero, perjudicando la verdadera gastronomía local de calidad que hay de siempre. Hamburguesas de wagyu, tortillas creativas y variadas, tapas y bravas de diferentes zonas y muchos ejemplos de esta variada oferta en Gamonal se verá perjudicada al no poder competir con los precios-basura de la insana corporación alimentaria Norteamericana. No es necesario mencionar al igual que su comida basura, el tipo de contrato laboral que tendrán los desdichados que ocupen esas plazas de empleo. Pero la cuestión laboral, alimentaria y de salud no es sólo lo único que debemos analizar con esta jugada de Lacalle y sus esbirros; responde a una estrategia mucho más profunda, créanme.

El partido popular convierte este regalo en un eslabón más de sus políticas económicas y culturales clasistas (neoliberales), reserva la alta cultura, elitista con un tufillo filantrópico de la oligarquía para el centro de Burgos (Burgos 2016, Capital gastronómica, FORO DE LA CULTURA, Burgos capital cultural 2020), y a Gamonal la premia con un regalo "propio de su clase": un epicentro de la cultura del espectáculo, menús con juguetes hechos por esclavos del tercer mundo que responden a contenidos culturales norteamericanos de muy baja intelectualidad y cultura, normalmente reservados (inventados) para las masas y los barrios de “esclavos” (que es como el partido popular ve a los obreros). Pero cómo podrían hacer otra cosa? si ven y desean seguir viendo a Gamonal, no como a un barrio sino como una parte periférica de su gran ciudad, de su gran capital filantrópica y "antropohumana" de la rancia derecha castellana "Burgos". Gamonal para ellos seguirá siendo un núcleo de mano de obra bajo control para mantener a la élite de Burgos mientras sigan ganando votos y se sigan pagando impuestos.  En definitiva la estrategia intelectual y económica que el Ayuntamiento sigue reservando a ese barrio, sin ningún atisbo de consideración ni humanidad, es la de un diseño de control de masas, una política diseñada a convertir a los vecinos en masa y por lo tanto en obreros que no piensen mucho por sí mismos (la estrategia no es de hoy, alguien tiene que sostener a todos esos zampabollos de dentro de la muralla y para eso se inventaron los barrios obreros).

Como dijo mi amiga Carolina R. Tenaz cada día vemos que a Gamonal le va su futuro en votar a otro partido, a no ser que desee convertirse en un Cornellá de Llobregat, o en un Esplugues de Llobregat (donde por cierto también gobierna desde toda la vida el bipartidismo pero en su cara B: El PSOE y sin embargo un plan urbanístico especulativo lo domina todo cual mafia). Hay dos activistas contraespeculación a la espera de juicio por protestar contra ese plan CAUFEC urbanístico abusivo.  Gamonal sigue el mismo camino de convertirse en una ciudad de segunda cargada de buenos y calladitos trabajadores que tan solo prestan atención a las nuevas aplicaciones del móvil mientras sus condiciones de trabajo son cada día más deleznables.

Mucha gente de Gamonal que lea esto (y esté de acuerdo, porque los habrá que no) sabrá de sobra cómo actuar al igual que todos los que tenemos dos dedos de frente, no quiero darme un papel de dar lecciones a nadie, pero me gustaría compartir con vosotros cuáles pueden ser algunas de las soluciones : ¡HAY ALTERNATIVA!  Se puede corregir: consuman en su barrio a gente de toda la vida que ha apostado siempre por la gastronomía del barrio, no dejen su dinero en manos ya no de corporaciones extranjeras sino de empresas que solo ofrecen productos de escasa calidad y comida adictiva de laboratorio, y para el que quiera votar (respetando a aquellos que no les gusta hacerlo y no van), elijan por favor a partidos que premien lo local, el comercio del barrio, y que al menos demuestren un poco de consideración con las personas.

Con este artículo no he pretendido ofender a nadie dentro de la dicotomía Burgos Centro-Gamonal. Yo mismo soy del centro, y de dentro de la muralla, pero la injusticia y la mediocridad del adoctrinamiento borreguil de las multinacionales no entienden de fronteras. Nosotros hemos de empezar a olvidarnos también de ellas. Gamonal y su gente (como nadie en este país) no se merecen un Mc...  

...ni a quien lo auspicia


5 comentarios:

  1. Buen artículo para un tema peliagudo, Carles. Pero sobre cargar las tintas en que hayan elegido Gamonal yo diría que los consumidores de productos McD en el mundo mundial son jóvenes, adolescentes y chavalería... ergo... Gamonal es el único barrio de Burgos donde sería rentable abrir uno, sencillamente porque hay familias suficientes. Seguro que esos son los primeros números que hacen. Las demás cifras las tendrán ya pasadas por la trituradora (el sitio, los sueldos de l@s esclav@s y los de los gerentes-directores, los impuestos, los proveedores allende el mundo, la publicidad en medios de comunicación serviciales, los seguros contra vandalismo y envenenamientos masivos, etc)
    Podemos discutir, sin embargo, que al final todo se queda en que a la gente les guste o no el tipo de comida-baba (basura-barata), que esperen la creación de un porrón de puestos de trabajo y que se cree "riqueza" con los suministros (agronegocios en China o en Villalpozo).
    Con todo, hay una cuestión que me parece a mi más que espesa y difícil de explicar:
    aunque ofrecieran tapas de alubias de Ibeas con chorizo de Saldaña y helado de morcilla de Cardeña, seguirían siendo un regalo envenenado...¿ o no?
    ¿Quién ha dicho que Burgos necesita una macrohamburguesería? ¿De verdad nos hace falta, a quién, para qué? ¿Han amañanado ya todo bien con el Plan Estratégico y las demás fuerzas "económicas" de la ciudad, incluida la UBU? ¿Van a pagar impuestos al Ayuntamiento y al Fisco y van a crear puestos de trabajo de calidad? ¿Por dónde nos la piensan meter con este negocio tan "creativo"?
    Alguna clínica para tratamientos contra la obesidad ya estará mirando a ver si se establece al lado del HUBU y que no me digan quienes van a ser los amos porque se me altera la corriente (AC/DC).

    ResponderEliminar
  2. Si Lacalle y el PP son liberales yo soy una avioneta. Absurdo decir que hayan ellos movido un dedo para traer este establecimiento como si es que pudieran siquiera hacerlo. McDonals se pone ahí porque ha hecho sus números y es zona para ello, y el restaurante estará a rebosar como están todos porque la clientela VOLUNTARIAMENTE va allí a comprar y comer su mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que se refiere a NEOLIBERALES

      Eliminar
  3. Ya veremos si la gente de Gamonal acude a esa mierda de sitio, lo dudo. Lo han puesto más en zona de paso para gente que va en coche.

    ResponderEliminar
  4. Seguira saliendo el pp en gamonal..tienen que hacerselo mirar
    Por cierto con las pedazo de hamburgueserias que hay en la ciudad, con carne de calidad y baratas relacion cantidad-calidad yo al menos no pisare esa mierda maloliente. Ni votaré a alguien que se dedica a joderme con perdon del palabro

    ResponderEliminar