Seguimos en Burgosdijital.net

Seguimos en Burgosdijital.net
Nos hemos trasladado a Burgosdijital.net

martes, 12 de enero de 2016

Los olvidos de un Alcalde de Burgos o el cinismo de una vida política caciquil

El alcalde de Burgos Javier Lacalle durante la ceremonia de Semana Santa
Carta de los lectores

Burgos. El pasado viernes 8 salió el alcalde en la televisión en una entrevista en la 8TV CyL. Fue a las doce de la noche. Buena hora para que el personal se enterara de lo que ocurre dentro de las murallas del Castillo.

Nos dio una lección de cordura, amabilidad, verdad y justicia a todos y todas las burgalesas. Nos dijo que están limpios de polvo y paja. Nos volvió a remarcar que él y sus concejales de su equipo de gobierno no son corruptos.

Dijo que es un espectáculo cómo otros grupos políticos arremeten contra él y sus concejales. Dijo que tienen 190 millones de presupuesto que va a gastar o invertir en proyectos innovadores y beneficiosos para la ciudad.

Nos dijo también que Burgos es la ciudad más cultural y más artística de todas las ciudades, con una oferta cultural de lujo.

Defendió a muerte a sus concejales, que cobran dietas y otras prebendas sin ni siquiera saberlo ellos mismos, ¡oiga!. Dijo que los otros partidos políticos le tienen algo así como manía y por eso hacen las cosas que hacen.

Dijo que las comisiones de investigación de las formaciones políticas están equivocadas. Dijo que el ayuntamiento es el más austero de todas las ciudades.

Nos contó que solo existen dos empresas encargadas de ciertos servicios tras su externalización y otras ciudades tienen hasta ocho o nueve. Dijo que si el concejal ha cobrado dietas irregularmente las devolverá.

Nos argumentó que es imposible que las cuentas no cuadren porque existe un equipo económico y técnico ejemplar. Nos dice que el año pasado se pidió la dimisión de todos o casi todos los concejales de su equipo de gobierno pero sin fundamento ninguno por parte de los concejales de los políticos de otros partidos.

Que han dimitido personas que trabajaban para el ayuntamiento porque las han presionado y que hacían muy, muy bien su trabajo: la del museo de la evolución, la del consorcio de aeropuerto, etc...
Que su gestión es la mejor y blablabla...

Que los burgaleses son muy buena gente y confían en su equipo de gobierno y que no tienen motivos para preocuparse. ¡¡Que todo está bien!!

Que la ciudad está muy limpia y aseada. Que devolverán el dinero si se demuestra que se cometen irregularidades. ¡¡Sólo faltaba que no lo hicieran!! 

Que la ciudad va a seguir siendo la misma, a pesar de que lo critiquen de cacique. Que él ha trabajado mucho por la ciudad, que está orgulloso de hacer lo que hace, que tiene mucha formación y capacidad y que es injustificable que lo traten de inútil y parásito.

Que él jamás lamería el culo a militares, curas y empresarios sin escrúpulos. Que tiene la conciencia tranquila y duerme sin valeriana por las noches en su ático de humilde servidor de los burgaleses y burgalesas.

¡¡Que por el mar corren las liebres y por el monte las sardinas, tralará!!

Pero se le olvidó mencionar los desahucios a lo largo y ancho de la ciudad y las ganancias de bancos y empresarios con este saqueo y los despidos libres. Se le olvidó mencionar las mafias policiales y el exceso represivo buscando recompensas. Se le pasó por alto la corrupción dentro de la administración que dirige y la permanente exaltación de una monarquía llevada a los tribunales. No se acordó de las concesiones injustificadas a la Iglesia y a su secta preferida, el Opus Dei. Ni una sola palabra, ni un gramo de enfado, ante la inconmensurable brecha social, el machismo imperante o el consumismo insostenible. 

Ni siquiera tuvo palabras de agradecimiento para su amigo Méndez Pozo y familia, ni tampoco dijo que le gusta el vino, los áticos de lujo, la ausencia de los derechos humanos, la injusticia social de Gamonal y lxs encausadxs...y  todas esas pequeñas cosas. 

Se olvidó el alcalde de demasiadas cosas. Pero muchas personas no olvidan tantas y tantas cosas..que ya ni recuerdo, ¿o no?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada