Seguimos en Burgosdijital.net

Seguimos en Burgosdijital.net
Nos hemos trasladado a Burgosdijital.net

miércoles, 27 de enero de 2016

Los pueblos burgaleses sin derecho a Sanidad

Por Burgos Dijital

Al parecer el gobierno popular sigue empeñado en luchar contra la despoblación en las zonas rurales de esta ya desértica Comunidad.

No contento con suprimir paulatinamente los exiguos servicios públicos secundarios en nuestros pueblos, persigue una sorda e impenitente destrucción en los servicios esenciales, la educación y la sanidad, una vez que los dineros de las "dependencias" se están yendo por las alcantarillas del partido que gobierna: trama éolica, Hospital ¿Público? de Burgos, trama Gürtell (que nadie se olvide del otrora Secretario General del PP Jesús Merino) o la cueva de ladrones en que se convirtió la Consejería de Economía y sus empresas públicas comandadas por Tomás Villanueva.

Mientras nos confunden con los dimes y diretes de la formación del gobierno de la nación o la entrañable estabilidad política del ejecutivo de Herrera avalada por los Ciutadans y la paz social de los sindicatos mayoritarios, los recortes siguen adelante imparables.

Uno de los que más han escocido en los últimos dos meses en nuestra provincia es la precarización de los servicios sanitarios en las guardias del Centro de Salud Burgos Rural tras la supresión de uno de los tres médicos con los que contaban las 198 localidades del alfoz que se asisten en este área.

El 12 de noviembre de 2015, uno de los diarios de la ciudad se hacía eco de una supuesta decisión técnica ejecutada por la Gerencia de Atención Primaria que consistiría en trasladar a este médico a cubrir las guardias de Gamonal y San Agustín, es decir como denunciaban los profesionales "desvestir a un santo para vestir a otro". 

Varios médicos, tras las débiles protestas del sindicato corporativo CESM, decidieron hacer pública su versión de los hechos y expresar su malestar por la precariedad de sus condiciones laborales, que se han visto empeoradas, y del servicio que prestan.

En primer lugar contradicen al diario local en las informaciones dadas a los y las burgalesas, en un nuevo ejemplo del tipo de periodismo que se ejerce en la ciudad, desmintiendo que la Gerencia se reuniera con la Junta de Personal para discutir esta decisión, ya que seis días antes ya se había tomado y fue la propia Gerente la que se lo comunicó al personal sanitario.

L@s profesionales denuncian la arbitrariedad de la decisión basándose en una comparativa de datos demoledora: una cobertura de población de más de 18.000 habitantes repartidos en 198 localidades para dos médicos respecto a localidades, para que sirvan de ejemplo, como Roa con 6.015 habitantes y dos médicos o Briviesca con 8.703 y tres médicos. A ésto habría que añadir la cobertura de localidades con distancias superiores a los 50 Km con pueblos considerados de especial asistencia por alta montaña como Pineda de la Sierra.

Los médicos también se quejan especialmente de las carencias de los recursos con los que cuentan así como de las obsoletas instalaciones sanitarias, llegando a exponer que tienen que manejar vehículos a los que les cuesta pasar la ITV y que trabajan en Centros de salud que incumplen las normativas de salud laboral, sin puertas de emergencia y sin las debidas condiciones de habitabilidad. A ello se le une la inexistencia para todos estos centros de personal administrativo y de auxiliares de clínica.

Otro asunto realmente peligroso es que además este mínimo personal sanitario debe de cubrir las urgencias sanitarias en once residencias de la Tercera Edad, ya que éstas carecen de médico en horario de atención continuada.

Por último añaden la imposibilidad de conseguir cumplir con toda la carga de trabajo acumulada exponiendo que no son sustituidos ni si quiera en procesos de enfermedad o problemas familiares. Hecho contrastado por Burgos Dijital, puesto que ya son muchas las quejas efectuadas por pacientes que se encuentran sin previo aviso sin médico que les atienda.

Uno de los casos más sangrantes se produce en la misma ciudad de Burgos donde los habitantes del Barrio de Villatoro se han encontrado en muchas ocasiones con la imposibilidad de reservar una cita en horario ordinario sin ninguna explicación por parte de las autoridades sanitarias.

Tras esta arbitraria y grave medida, varios médicos de atención primaria han decidido recoger firmas en diversos centros de salud de la capital

Mientras tanto lo más aconsejable para un burgalés es no ponerse malo y seguir pagando sus impuestos para reparar las losas volanderas del HUBU y pagar sin rechistar el canon a la concesionaria Eficanza y el sueldo del imputado Gerente Arribas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada