martes, 10 de abril de 2012

El bulevar de la Calle Vitoria

Si no fuera porque el ayuntamiento no está perdiendo ninguna  oportunidad para equivocarse, habría que descartar la realización de la obra en la que Lacalle confía para salvar una legislatura perdida:  el Bulevar de la Calle Vitoria.  Tras el fiasco del “Plaza arena”, la apuesta del gobierno por esta gran obra denota la incapacidad del equipo de Lacalle en leer los nuevos tiempos y el apego por una política vieja que además de ser imposible es la responsable del estado de ruina en que se encuentra el consistorio de la ciudad. 

A pesar de las dudas sobre la capacidad del consistorio para embarcarse en una obra que incrementará sus incalculables deudas, lo que ya conocemos sobre este proyecto que corresponde al concurso de adjudicación,  ya puede figurar en la larga lista de despropósitos, negligencias, chapuzas e irregularidades que han jalonado los escasos once meses de legislatura del nuevo gobierno del PP.  Y como siempre merece la pena ilustrar lo que se dice, citaremos a modo de ejemplo: el caso Espolón, la aparición de facturas sin pagar millonarias, el aumento de tasas, deserciones de primeras espadas como Gema Conde,  el ya enterrado “Burgos arena”, etc.  Pues bien, como hemos dicho, a esta lista, ya se puede incorporar con todos los honores la elección del proyecto ganador del bulevar de la Calle Vitoria. 
Hace apenas dos semanas, las asociaciones de vecinos más representativos de Gamonal y los partidos políticos de la oposición presentaron a la ciudadanía del barrio el proyecto ganador.  En primer lugar se cuestionó el chanchulleo institucional al que el ayuntamiento dignifica con el nombre de concurso.  La chapuza es de tal calibre que resulta complicado ordenarla para proceder a su crítica. 

Según los ponentes el objetivo buscado en la elección del proyecto no han sido las necesidades de Gamonal,  o buscar la omnipresente austeridad;  era el más caro de todos.   El concurso es sólo la cuartada que pretende legitimar el que el consistorio ofrezca la obra más suculenta de una ciudad arruinada al proyecto tras el que se encuentra Méndez Pozo.  Sólo así se puede entender que con el proyecto ya elegido aún no se cuente con un plan director, ni con los necesarios estudios de viabilidad y movilidad, que con toda seguridad obligarán a modificar sustancialmente el proyecto presentado cuando ya han sido descartados los alternativos.  De este modo, el jurado, cuidadosamente seleccionado tuvo que basarse casi exclusivamente en subjetivos criterios estéticos.  Las irregularidades no quedan ahí.  A pesar de que el concurso tenía que ser anónimo hubo empresas que  trataron de influir en el jurado, con lo que el concurso debía haber sido anulado por incumplimiento flagrante de las bases del mismo.  Para finalizar el conjunto de tropelías, cabe mencionar que el proyecto ganador, al igual que otros, proponen obras fuera del ámbito de actuación de las bases del proyecto que se ceñía a la Calle Vitoria desde la Avenida de la Constitución hasta la Calle Esteban Sáez de Alvarado, con lo que debería de nuevo haber sido descartado.

 Gamonal ha sido sistemáticamente condenada al ostracismo por el ayuntamiento, y la Calle Vitoria necesita desde hace mucho tiempo humanizarse, sin embargo no parece el momento para acometer una obra que costará inicialmente 23 millones de euros, que a buen seguro se doblarán en un momento en el que el despido de trabajadores públicos,  el impago de facturas, y el aumento de tasas e impuestos se están convirtiendo en el deporte de moda en Burgos.  Asimismo quedó en evidencia el concepto de participación ciudadana que maneja el ayuntamiento de Burgos, pero sobretodo, volvió a quedar en evidencia para quienes trabajan y los intereses que defienden los dicen ser los representantes de Gamonal y de Burgos en su conjunto.  
 

Para más información sobre este tema les recomendamos ver la intervención de Raúl Salinero en la charla organizada por las asociaciones de Gamonal 

4 comentarios:

  1. Se meta el '' bulebar'' por el culo!

    Hoy es mi coomple!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. felicidades chavalote, bebete unas birras a mi salud

      Eliminar
  2. Seguro que Escribano apoyado en esos grandes intelectos que le acompañan como son Fernández Santos, Esther Peñalba o Chema Jiménez lo haría todo mucho pero que mucho mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribano que se retire ,que ya tiene edad coño....
      Si la ciudad es deL pobre Mendez Pozo y hay que ayudarle, que le den la obra esa y lo resten de calefacción en escuelas y en sanidad.

      Eliminar